Marvel Wiki
Advertisement


Historia

Quote1.png Toda mi vida me ladraron y me ordenaron hombres como tú. Hombres que esperaban que me inclinara ante todos sus deseos. Para servir su propia agenda. ¡No más! Quote2.png
--Mariko Yashida

Mariko Yashida era una mujer perteneciente a la nobleza, que provenía de una de las familias más importantes del Japón, el clan Yashida. Su padre, Lord Shingen, llegó a ser en sus tiempos, el señor del crimen más poderoso del país nipón.

Durante un largo periodo de tiempo, mientras Shingen estaba ausente de su ámbito familiar, los X-Men visitaron Japón, más concretamente el hogar de uno de sus ex miembros, Shiro Yoshida, alias Fuego Solar. Hay que tener en cuenta que pese a la diferencia del apellido, la familia Yoshida pertenecía al clan Yashida por lazos familiares. Mientras estaba en casa de Shiro, Wolverine se encontró casualmente con la prima de su ex compañero, Mariko. La joven, poco acostumbrada al contacto con gente ajena a su clan, y mucho menos al contacto con extranjeros, se asustó al ver al fiero Wolverine, encima en traje de batalla, sin embargo Wolverine la calmó rápidamente sintiéndose inmediatamente atraído por su belleza, calma y refinamiento. Mariko se sintió también atraída hacia el mutante, y durante la estancia del equipo en Japón combatiendo a Moses Magnum, Mariko y Wolverine permanecieron largas temporadas juntos.

Ni siquiera el regreso de los X-Men a los Estados Unidos puso fin a la relación entre Wolverine y Mariko, ya que la joven japonesa se trasladó durante un tiempo a la embajada japonesa en Nueva York, lo que permitió a la joven y al mutante continuar su relación.

Sin embargo, mientras Wolverine se encontraba de vacaciones en las Montañas Rocosas de Canadá, Mariko tuvo que regresar a Japón debido al regreso de su padre, que le pidió que regresara. Mariko fue obligada a contraer matrimonio con Noburu Hideki, un señor del crimen asociado a su padre. Noburu demostró ser un marido cruel que maltrataba a su esposa, incluso físicamente. Cuando Wolverine regresó, fue incapaz de ponerse en contacto con Mariko, y marchó a Japón, a la región de Agarashima donde encontró a su amada. Pese a todos sus esfuerzos, fue incapaz de convencerla para que huyera con él, ya que Mariko creía que tenía una deuda contraída con su padre, y en honor a él debía permanecer con su marido.

Poco tiempo después, Wolverine fue drogado con un veneno que afectaba al sistema nervioso, por Yukio, una aventurera al servicio de Lord Shingen, Cuando se despertó, Wolverine se encontraba en la fortaleza de los Yoshida, allí, fue obligado a combatir en duelo contra el mismo Lord Shingen, en un combate con espadas de combate compuestas de madera, Mariko fue obligada a presenciar el duelo entre su padre y el hombre al que amaba. Pese a que las espadas de madera pueden parecer inofensivas, en manos de un experto en su uso como Lord Shingen podían ser armas mortales, y golpeando en puntos claves del cuerpo del mutante, podía matar a Wolverine . Nada de esto sabía Mariko, que lo único que vio fue como Wolverine, para defenderse, sacaba sus garras, lo que Mariko interpretó como que intentaba matar a Lord Shingen, lo que provocó su desvanecimiento. Tras ver como Mariko caía, Wolverine, todavía afectado por el veneno que recorría su cuerpo, perdió cualquier interés en la batalla y fue completamente derrotado por Shingen, que mostró ante la recuperada Mariko, que Wolverine era más bestia que humano, y que no era digno de su amor, finalmente Wolverine pudo regresar a los USA dejando a Mariko momentáneamente atrás.

Tiempo después, Yukio persuadió a Wolverine (el cual no sabía que la aventurera trabajaba para Lord Shingen), para que le ayudara a luchar contra otro señor del crimen, Katsuyori, Yukio afirmaba que Katsuyori intentaba matarla y Wolverine aceptó ayudarla. Katsuyori era un señor del crimen, el mayor rival de Lord Shingen en su lucha por los bajos mundos de Japón. A los ojos de todos, Lord Shingen y Katsuyori estaban intentando pactar una tregua para no inmiscuirse el uno en los asuntos del otro, pero en realidad Yukio, siguiendo órdenes de Lord Shingen, buscaba reclutar la ayuda de Wolverine para matar al rival de su jefe, tras lo cual, Yukio debía matar al mutante. Wolverine y Yukio marcharon al castillo transformado en teatro donde Lord Shingen había enviado a Noburu Hideki para negociar la paz con Katsuyori. Mariko acompañaba a su marido sin saber el peligro que ambos corrían, ya que por su parte, Katsuyori también planeaba traicionar a Lord Shingen, y se había hecho acompañar de hombres armados para que mataran al emisario de Lord Shingen y a su esposa. Wolverine y Yukio lucharon contra los hombres de Katsuyori, en un momento dado de la batalla, Wolverine se vio sumido en una furia animal luchando por la vida de Mariko, sin embargo la joven japonesa sólo vio a un hombre sumido en una rabia asesina, y huyó aterrorizada de la presencia de su salvador.

Sin embargo, pese al horror por los actos de Wolverine, Mariko sentía mayor repulsión por los planes criminales de su padre, y tomó la decisión de detener la carrera criminal de Lord Shingen, aunque eso significara matarlo para evitar el deshonor de su familia, y después quitarse la vida por cometer parricidio. Mariko marchó a la fortaleza de Lord Shingen, allí descubrió que este había capturado a Yukio a la que torturó hasta casi matarla por fallar en el asesinato de Katsuyori. Mariko imploró piedad para la aventurera, pero su padre se mostró impasible ante sus ruegos. Wolverine por su parte, se infiltró en la fortaleza Yashida dispuesto a acabar con el reinado de Lord Shingen. Allí se enfrentó a Noburu Hideki, el cual intentó escapar en un helicóptero, llevándose con él a Mariko. A bordo del helicóptero, Noburu intentó matar a Mariko, pero la llegada de Wolverine lo impidió, el japonés abrió fuego contra Wolverine alcanzándole de lleno, pero cuando se disponía a rematarlo, Yukio lo abatió matándolo y salvando la vida de Mariko y de Wolverine, cuyo factor de curación le permitió recuperarse.

A continuación, Wolverine marchó a enfrentare al propio Lord Shingen en un duelo a muerte, del que el mutante salió triunfador, acabando con el señor del crimen. Como consecuencia, dado que Mariko era la primogénita del clan, pasó a convertirse en la cabeza del Clan Yashida, y su primer acto fue otorgar a Wolverine, en honor a su coraje y valentía, nombrarle su campeón y le otorgó la espada de honor del clan. Mariko y Lobezno renovaron su relación y pronto ambos, la joven y el mutante, anunciaron su compromiso.

Ya libre del yugo de su padre, Mariko se mostró como una joven con gran valentía, fuerza interior y carácter. En fechas próximas a la boda, Wolverine marchó a Japón junto a sus compañeros de los X-Men, sin embargo, allí hubieron de hacer frente al ataque del hijo del fallecido Lord Shingen y medio hermano de Mariko, Kenuichio Harada alias el Samurai de Plata, el cual aliado con la criminal Víbora, lanzó una ofensiva para hacerse con el control del Clan Yashida. Víbora logró envenenar a los miembros de la Patrulla menos a Tormenta, la cual, junto a Wolverine (cuyo factor de curación le permitió recuperarse) y Rogue (cuyo metabolismo cuanto menos raro le permitió superar los efectos del veneno) y a Yukio, se enfrentaron a Samurai de Plata y Víbora, logrando prevalecer.

Sin embargo, la noche antes de la boda, un enemigo de los X-Men, Mente Maestra, usó sus poderes mentales para influir sobre Mariko, para que anulara la boda y rechazara a Wolverine como futuro marido. También bajo la influencia de Mente Maestra, Mariko reforzó los lazos del clan con los bajos mundos de Japón, y nombró al Samurai de Plata como su mano derecha. Finalmente, los X-Men lograron derrotar a Mente Maestra y Mariko se vio liberada del control mental, viendo lo que había hecho, se aprestó a romper los lazos con cualquier organización criminal, no solo los establecidos bajo el control de Mente Maestra, sino también los que estableciera antaño Lord Shingen. En cuanto a su relación con Wolverine, Mariko, la cual afirmó que no se casaría con nadie que no fuera Logan, sin embargo, la joven dijo que no contraería matrimonio con él hasta que no rompiera los lazos de su familia con el crimen, mostrándose así digna de Wolverine.

Durante meses, Lady Mariko se dedicó a controlar los intereses del Clan, mostrándose una hábil mujer de negocios, al tiempo que intentaba librarse de los lazos con el crimen organizado, aunque esto demostró ser una ardua tarea, en más de una ocasión, la joven rechazó la ayuda de Wolverine para "cortar" estos lazos, ya que Mariko creía que era una tarea que debían hacer ella y su familia.

En una visita de Wolverine a Japón, el mutante tomó bajo su protección a una niña de nombre Amiko, la cual había perdido a su madre durante el ataque de un dragón alienígena a Tokoo. Wolverine entregó a Amiko bajo el cuidado de Mariko, la cual la crió y la educó, convirtiéndose en su madre adoptiva, mientras que la niña quería a Mariko como a una verdadera madre.

Meses más tarde, Lady Mariko y Amiko sufrieron el ataque del ninja Ogun (antiguo maestro de Wolverine) y de Shumai, guardaespaldas de un clan rival de los Yashida, liderado por Shigematsu. Wolverine viajó a Japón junto a su compañera Shadowcat y ambos mutantes protegieron a Mariko y Amiko hasta que finalmente, en el combate final, Wolverine acabó con su antiguo mentor.

Mariko continuó su lucha contra el crimen en Japón, lo que le granjeó la enemistad de otros clanes rivales, y de la poderosa organización criminal conocida únicamente como La Mano, que ya había tenido enfrentamientos con héroes como Wolverine, la Viuda Negra, los X-Men o Daredevil. Reconociendo en Mariko y en su cruzada contra los bajos fondos del Japón, a una amenaza para su organización, la Mano envió a uno de sus asesinos, Reiko, para acabar con lady Mariko, finalmente el asesino logró su cometido, envenenando a Mariko con un veneno obtenido de la toxina del pez globo. Mariko murió entre grandes dolores en brazos de su amado, el cual nada pudo hacer para salvar a su único amor.

Poderes y Habilidades

Poderes

Parafernalia

Transporte

Notas

Curiosidades

Enlaces y Referencias